Hubo un tiempo en que los armarios rinconera fueron muy populares, no es que ahora estén pasados de moda, pero erróneamente se suelen reservar sólo para habitaciones de cierto tamaño, cuando pueden solucionar muy bien problemas de almacenaje y espacio en viviendas pequeñas.

Si disponemos de un gran dormitorio, crear una división para alojar el walk-in closet es una gran opción para organizar el espacio.

No siempre es necesario crear otra habitación para disponer de walk-in closet, esta solución que veis en este piso os inspirará para los que tengáis la suerte de tener un dormitorio grande, sobre todo alargado.

Esta moderna reforma se realizó en un piso de 213 m² el centro del barrio de Salamanca de Madrid, pasando de una distribución tradicional, con muchas divisiones, a una más abierta y luminosa.

No es tendencia porque lo digan las revistas o lo contemos los bloggers, reformar las viviendas a unas distribuciones más abiertas, que permitan el paso de la luz y con menos divisiones de paredes empieza a calar entre lo que demandan muchos españoles, cansados de vivir en pisos con habitaciones minúsculas y oscuras.