Si disponemos de un gran dormitorio, crear una división para alojar el walk-in closet es una gran opción para organizar el espacio.

No siempre es necesario crear otra habitación para disponer de walk-in closet, esta solución que veis en este piso os inspirará para los que tengáis la suerte de tener un dormitorio grande, sobre todo alargado.

 

La pared que separa la cama del armario no tiene que ir de punta a punta, como se puede apreciar, deja espacio abierto a ambos lados y actúa a modo de cabero para la cama, dejando acceso fácil y rápido.

Al diseñar el vestidor habrá que tener en cuenta el resto de la decoración de la habitación al estar tan integrado, si la habitación es blanca, mejor muebles blancos para los armarios, si es oscura como en esta ocasión, muebles oscuros, de esa manera todo tendrá un hilo conductor.

A pesar de los tonos oscuros del dormitorio, en el resto de esta vivienda predominan los claros, un bonito contraste para diferenciar las zonas de día, de las de noche. Y vosotros ¿tenéis vestidor? ¿os habéis planteado hacer sitio para tener uno? ¿os serviría esta opción? espero que a alguno le sirva por lo menos de inspiración.